Search
  • Paula Gonzalez

Omega 3 para perros: ¿es necesario?

Updated: Apr 20


Ron Fung


Seguro que has visto paquetes de salmón congelado que dicen "rico en omega-3". El omega-3 ayuda a unir los carbonos y está presente en los peces de agua fría y en las algas. A lo largo de este artículo, explicaremos los beneficios del omega-3 y por qué debemos incluirlo en la dieta de humanos y perros. ¿Cuándo se debe dar un suplemento de omega 3 a los perros?


¿Cuáles son los beneficios de los omega-3?


Los beneficios del omega-3 para los humanos se han estudiado desde mediados del siglo XVIII. Su uso con fines veterinarios recién comenzó a estudiarse en los años 90, pero todo indica que los beneficios de incluir omega-3 en la dieta de perros y gatos son similares a los que nosotros podemos sentir. Entonces, el omega-3 ayuda a:

  • tener una piel más sana;

  • prevenir problemas renales;

  • mantener la salud gastrointestinal;

  • fortalecer el sistema cardiovascular;

  • responder mejor a la inflamación;

  • evitar los cambios metabólicos que causan problemas endocrinos.

Además, para los perros, el omega-3:

  • es necesario para desarrollar el cerebro: la falta de omega-3 puede dificultar que los perros jóvenes aprendan nuevas reglas, trucos, etc.;

  • aumenta la capacidad visual y cognitiva, ya que este tipo de ácidos son necesarios para la retina y el sistema nervioso central.

¿Los animales necesitan suplementos de omega-3?

Los perros y gatos sintetizan omega-3 de forma limitada. Por lo tanto, es posible que tus perros necesiten suplementos de omega-3. No hay una cantidad recomendada, ya que puede variar según la raza y condición física de cada animal. Generalmente, los alimentos veterinarios incluyen aceites de pescado que contienen omega-3 en mayor cantidad.


Siempre debes consultar a tu veterinario en madrid o veterinario en barcelona veterinarioantes de darle suplementos a tu perro o comprar comida veterinaria. Quedate al tanto de los siguientes síntomas que pueden indicar una falta de omega-3:

  • fatiga;

  • signos de dolor en las articulaciones;

  • pelaje seco, piel seca o escamosa;

  • uñas quebradizas.

1 view0 comments